Read Altavista by Fernando Calvi Juan Sasturain Lautaro Ortiz Online

altavista

Recopila las primera y segunda partes de Altavista, publicado originalmente en la revista Fierro entre 2007 y 2011."Barcos viajando en un mar, fuente de vida, lleno de tiburones que habitan las zonas inferiores del inconsciente."Delius"Quiero decir que Altavista tiene lo máximo que puede tener una obra artística: capacidad, oficio y corazón; tripas, si usted quiere."DiegoRecopila las primera y segunda partes de Altavista, publicado originalmente en la revista Fierro entre 2007 y 2011."Barcos viajando en un mar, fuente de vida, lleno de tiburones que habitan las zonas inferiores del inconsciente."Delius"Quiero decir que Altavista tiene lo máximo que puede tener una obra artística: capacidad, oficio y corazón; tripas, si usted quiere."Diego Parés...

Title : Altavista
Author :
Rating :
ISBN : 9789873344879
Format Type : Paperback
Number of Pages : 164 Pages
Status : Available For Download
Last checked : 21 Minutes ago!

Altavista Reviews

  • Feather Mista
    2018-10-17 16:38

    Qué lindo viaje que es Altavista. Un viaje de a tres por tres viñetas por carilla, durante más de ciento sesenta páginas. Páginas llenas de tintines, popeyes, cortos, flashes, peterpanes, garfios, mandrakes, principitos y retadores de lo desconocido; de santos, antiguos, fantasmas, brutos, petisos, cazadores, enmascarados, salvajes y juansinropas; de elefantes, hormigas, gaviotas, ballenas, perros, conejos, gatos, cuervos y tiburones. Mucho de algo y de todo un poco. Y eso que por ahora llevo una sola lectura.

  • Variaciones Enrojo
    2018-09-18 00:36

    Reseña de la primera saga compilada en este libro por Hernán Martignone:http://sobrehistorieta.wordpress.com/...Fernando Calvi pertenece a la raza de geniales dibujantes que además escriben de maravilla: era natural que se convirtiera en un magnífico historietista, como queda demostrado –otra vez– en Altavista.La primera saga (o primer canto) de Altavista, publicada originalmente en Fierro desde agosto de 2007 hasta diciembre de 2008 en trece entregas, marca el tono de lo que vendrá (con variaciones) después, desde el contenido (lleno de capas finamente hilvanadas que van de la aventura a la metafísica), desde las palabras (una prosa épico-poética personalísima), desde el dibujo (expresión pura), desde el uso del color (como en esa genial página que hizo para la revista Ñ con su revaloración del cómic de superhéroes), desde la forma (siempre nueve viñetas por página y jamás un globo de diálogo, lo que hace que la sintamos –misteriosamente– más historieta).Altavista es la historia de Barragán, un escritor aventurero amante del Misterio (una de las formas que adoptan literatura y vida), inserto a la perfección en una larga tradición de personajes que supieron combinar las armas y las letras. Y es también las historias que vive Barragán, los personajes con los que se cruza, los pensamientos y sensaciones que lo atraviesan, el amor que lo desarma en palabras. Los viajes y el amor (y su narración) lo marcan, esos dos temas fundamentales de todos los relatos habidos y por haber, de la Odisea a esta parte (a Altavista). Forma y contenido (palabras y dibujos, y viceversa) pierden aquí sus contornos y sus límites. Lo que se muestra y cómo se muestra, lo que se dice y cómo se dice, todo es una unidad, una y la misma cosa. Si no nos lo señalan, nos olvidamos del hecho de que no haya globos de diálogo. El tono visual y el tono verbal que logra Calvi se presentan en una amalgama perfecta, es historieta en su máxima expresión. Su preocupación por el tiempo se ve plasmada además en el modo de contarnos esta historia: idas y vueltas en el tiempo de la narración, creando expectativas sobre lo que pasó e imponiéndonos nostalgias de lo que está por venir, con el origami como metáfora soberbia.Hay tanto para decir, para elogiar, de Altavista y de Fernando Calvi… pero voy a quedarme con dos cuestiones. La primera es el uso sutil, rico, profundo y creador que hace de las intertextualidades (las referencias a otras obras). Homenajea y recrea, con fundamento y originalidad, a Tintín y a Popeye (sin nombrarlos nunca, aunque dibujarlos sea una manera de nombrarlos), que conviven en la aventura con Barragán, y mete aquí y allá alusiones al Principito, a Edipo, a Poe, a la Isla del Tesoro, a relatos bíblicos, al Necronomicón, a Gaston Leroux… Pero lo más interesante es que las referencias se hacen siempre de manera distinta y significativa, nunca por el mero gusto de la cita o del guiño al iniciado: desde la tapa de un libro que funciona como enigma y como clave de múltiples lecturas, desde un elemento esencial de un personaje, desde la construcción de la trama, desde lo gráfico en sentido estético y profundo… La segunda cuestión, que prolifera hasta el infinito, es la construcción de resonancias entre las partes o episodios, que no solo permiten entender algunos detalles de la historia, sino (y sobre todo) aumentar los niveles de lectura, de interpretación, de ambigüedad, de disfrute.En la interminable discusión acerca de lo que es una “novela gráfica”, Altavista de Fernando Calvi ofrece su respuesta, de forma misteriosa pero cabal.(Reseña completa en http://sobrehistorieta.wordpress.com/... Anuncio del lanzamiento del libro en:http://sobrehistorieta.wordpress.com/...)

  • Variaciones Enrojo
    2018-09-19 21:43

    Reseña de Andrés Accorsi para su blog:http://365comicsxyear.blogspot.com.ar...¡Ufff! ¡Mucho para analizar! Me tocó un libro extenso y además muy sustancioso. Veremos si puedo sintetizar para que esto no se haga eterno.Las primeras seis historias cortas son cualquiera. Me explico: son hermosos relatos, que podrían tranquilamente no ser historietas. No hay integración entre imagen y texto y es este último el que narra absolutamente todo. Los dibujos (bellísimo testimonio de la constante evolución y la apabullante versatilidad de Fernando Calvi) podrían no estar y todo sería práticamente lo mismo. Cuentitos que en vez de tener en cada página una ilustración alusiva, tienen nueve dibujitos.En los episodios 7 al 13 Calvi empieza a encontrar el camino: vincula sutilmente a unas historias con otras (incluso con las seis primeras), construye universo, le da forma a una narración mayor, más ambiciosa, y empieza a permitirle al dibujo contar cosas por afuera (o por encima) de lo que nos narran los textos. Las historias en sí están muy bien. Quizás les sobre un poquito de cáscara, de pátina de cosa sofisitcada, trascendental. Está claro que a Calvi le interesa una aventura más interior, menos física, y de a poco encuentra ese equilibrio entre las dos cosas. A veces se empantana en viejos recursos como personajes que entran en escena para contar historias, o sueños del protagonista que contribuyen a enrarecer el clima y no a darle solidez a las tramas. Pero si logramos ver a través de esas ínfulas de “cosa rara, única y vanguardista” (que tanto aplaudieron críticos, colegas y fans de la obra de Calvi), vamos a encontrar lo más importante, que son buenas historias. Por ahí el gran problema es el estilo. Al estilo se llega por dos vías: la de las limitaciones o la del capricho. Los que seguimos a Calvi desde mediados de los ´90 (desde aquellos trabajos en la Comiqueando que él jamás menciona en su biografía ni cuando da entrevistas) sabemos que este animalito no tiene limitaciones, ni en el dibujo ni en la narrativa. De ahí inferimos que el ritmo, los climas, la cadencia, la puesta en página siempre igual, el grafismo, la paleta de colores, las emociones que Calvi elige transmitir con Altavista son fruto –ni más ni menos- que del capricho. Y hay que bancárselo, de un lado y del otro. Uno, como lector de Calvi, tendrá que separar la paja del trigo y esforzarse un poco más para encontrar la historia por debajo de los simbolismos, las pinceladas autobiográficas, las secuencias oníricas, las citas literarias y demás “caprichos” del autor. Y Calvi tendrá que aceptar que muchos lectores no se fumen el experimento y digan “se fue a la mierda”, o apoden a este libro “Altabosta”, como escuché por ahí.Pero ponele que le sintonizaste la onda a la saga y seguís más allá de esas 13 historias cortas. Ahí, disfrazadas de más anécdotas de borrachos incoherentes, de sueños, delirios y anhelos de perdedor enamorado, hay dos aventuras grossas, casi clásicas: la de Wendy, con Peter Pan y el Fantasma, y la del cubo, con los Challengers of the Unknown y la resolución del misterio de Dagón. Y después, ese epílogo ambiguo y fumachero con el Corto Maltés, acorde con la onda ambigua y fumachera de algunos álbumes del marino creado por Hugo Pratt.Nombré a personajes de Pratt, de Lovecraft, de James M. Barrie, de Jack Kirby, de Lee Falk, y también hay apariciones y menciones a personajes de Herman Mellville, Hergé, E.C. Segar, Carmine Infantino, Bioy Casares, H. G. Wells y muchos más. Los homenajes y citas son un condimento muy atractivo de Altavista (conmovedores los tributos de Calvi a Carlos Trillo, José Muñoz y Quique Alcatena) y se podría escribir un libro igual de extenso que este, explicándolos todos.Con un dibujo de engañosa simplicidad, con un sentido muy personal de la espacialidad, sin globos de diálogo y una paleta de colores intencionalmente restringida, de a poco Calvi me convenció de que cada uno de estos elementos, cada línea y cada palabra, están ahí para cumplir una función narrativa. Por eso, por la calidad y la originalidad del dibujo y por la noble intención de contar la aventura desde otro lugar y en otro tono, banco y recomiendo Altavista. No sé si será EL exponente imbatible de una nueva forma de hacer comic de autor en nuestro país, pero sin dudas se trata de un trabajo muy pensado y muy logrado, fruto de la pluma (y las tripas) de un autor que fue prodigioso desde muy pendejo y hoy -vaya paradoja- ostenta a fuerza de caprichos la madurez de los grandes maestros.

  • La Revistería Comics
    2018-10-06 17:28

    Dijo Diego Parés:Quiero decir que Altavista tiene lo máximo que puede tener una obra artística: capacidad, oficio y corazón: tripas, si usted quiere.Dijo Juan Sasturain:Las historietas de Calvi juegan a las esquinitas cuando se da vuelta la hoja, no se quedan quitas de noche, hay que velar su sueño si se quiere encontrarlas a la mañana siguiente en las mismas páginas. Suelen no dormir en casa.Dijo Alejandra Lunik:Entonces, querido lector, sepa usted que en estas páginas no encontrará ninguna respuesta a los acertijos de la vida, pero hallará un sextante dorado que tal vez lo ayude a calcular bien las preguntas.Dijo Delius:Barcos viajando en un mar, fuente de vida, lleno de tiburones que habitan las zonas inferiores del inconsciente.Dijo Quique Alcatena:La aventura bajo cielos abiertos, en tierras y mares trajinados de historias, y la otra aventura, la íntima, el secreto periplo del alma que busca, que pierde y encuentra. En Altavista, Fernando Calvi logra la perfecta ecuación entre ambas.Dijo Mariano Lucano:Cada cuadrito, cada línea, cada acento de color, conmueven y emocionan.Dijo Lautaro Ortiz:No es la historia de Barragán la que vamos a leer, sino el paso de Barragán por la historia de los objetos del mundo, es decir, la historia del Hombre.

  • Variaciones Enrojo
    2018-09-20 16:27

    Edición de lujo en tapa dura que incluye un original.